viernes, 9 de diciembre de 2011

Estos zapatos me están matando!




Cuántas veces habremos dicho esa frase? A todas nos gustan los zapatos de tacón, porque estilizan las piernas y favorecen mucho, pero no siempre elegimos bien, con lo que acabamos por irnos de retirada a casa antes de tiempo o lamentándonos al día siguiente por dolores en las piernas, espalda,  ampollas y rozaduras en los pies...


Yo soy la primera que cae rendida ante unos zapatos de tacón para salir de fiesta, porque soy pequeñaja y me veo mucho mejor con los tacones. Con el tiempo he ido aprendiendo trucos para que llevar tacones no me pasen factura, y voy a compartirlo con vosotras.

Antes de nada, deciros que he tenido que recunciar a cierto tipo de calzados, como sandalias de tacón de aguja, porque al llevarlas con el pie descalzo y con tacón potente, simplemente es algo que no puedo llevar, y es que soy de lo más delicada en cuanto a los pies (Igualita que "La princesa y el guisante", jeje) además de tenerlos siempre fríos! Es importante saber hasta dónde podemos llegar para no ser unas fashion victim, porque una cosa es ir un poco incómodas para estar monas un fin de semana y otra muy diferente es llegar a casa con los zapatos en la mano y los pies negros... (que por cierto, he visto a más de una chica así, sobre todo en fin de año).

Ahora que es invierno, si sois delicadas como yo mi recomendación es que compréis siempre botas de caña alta o botines, porque sujetan mucho mejor el pie y podéis llevar aunque sea unos calcetines tobilleros, y así nunca os saldrán rozaduras, además de llevarlos calentitos. Yo salgo de noche toda mona con mi faldita y mi camiseta fashion, pero por dentro de las botas de tacón... calcetín de deporte!

Una de las partes del pie que más resiente al llevar tacones, incluso con botas, es el tercio anterior, porque es donde se descarga todo el peso. Para ayudar a que no duela uso unas plantillas de silicona (en mi caso las del Doctor Scholl, que es una marca que tiene un montón de cosas para los pies). Amortiguan el golpe de cada paso, sobre todo si los zapatos tienen la suela muy finita. Son transparentes, así que se pueden usar con sandalias, evitando también que se nos escurra el pie para alante con cada paso.

 

Para conseguir más altura y que sea más cómodo podemos usar zapatos o botas con un poco de plataforma, son muy cómodas!

Por último, al llegar a casa, si tengo los pies hechos polvo hago unos ejercicios para aliviar el dolor en el momento y para tenerlos perfectos al día siguiente:

Lo primero es estirar los gemelos, que han estado toda la noche tensos:

Colócate a medio metro de la pared y, con las piernas muy rectar inclínate hacia delante. Mantén la posición 15 seg y repite un par de veces.


Después, para el dolor de pies propiamente dicho, dobla cada pie por turnos como se ve en la foto, aguantando unos segudos y repitiendo un par de veces.


Y ya para terminar, si también te duele la parte baja de la espalda, métete en cama y hazte un ovillo, manteniendo la espalda arqueada, te quedarás muy relajada!
Nada más, en primavera-verano os contaré algunos truquillos más.

Besotes a tod@s!

Lau Potis

Podéis seguirnos en:





8 comentarios:

  1. Un post muy bueno y divertido, muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. Suscribo todo lo escrito y añado que con el stick antifricción del Dr Scholl no sé lo que es una ampolla o rozadura desde el año 2006. Y lo mejor es que se puede usar incluso llevando medias: no mancha, no deja huellas ... las aplicaciones del teflón son infinitas! Y pensar que lo inventaron para los trajes espaciales ...

    ResponderEliminar
  3. Lau - mapi, lo dl stick anti-fricción es un as q me guardaba en la manga para un post en primavera, jeje. d todas formas ya q lo mencionas te comento q la vaselina para los labios es un sustituto barato y muy a mano! ;)
    gracias por los comentarios, chicas!

    ResponderEliminar
  4. Julya - A mi me viene bastante bien esta entrada, más que nada porque tengo que llevar tacones bastantes horas y sin poder sentarme¡¡¡

    Utilizo desde hace mucho tiempo las plantillas de silicona e introduzco los pies en agua con sal, es mano de santo. Y lo que me va muy muy bien es una masajito, jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lau - Lo del agua con sal nunca lo he probado, me falta el barreño, jeje

      Eliminar
  5. yo hace mucho que no me pongo unos buenos tacones, haber si prontito vuelvo a las andadas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo consiste en encontrar unos que sean cómodos, los hay! Gracias por comentar!

      Eliminar