sábado, 30 de junio de 2012

Estos zapatos me están matando! (versión verano)




Después de la entrada Estos zapatos me están matando! ahora saco la versión de verano. En invierno al llevar los pies más tapados teníamos la opción de ponernos calcetines o medias para que no nos hicieran daño, pero en verano la cosa se complica! Ahí van algunos consejos:





Tiras que rozan por dentro

Esas sandalias que tienen una costura que parece normal, pero que cuando caminas 15 min con ellas parece alambre de espino!! En estos casos lo que hago es pegarle un esparadrapo por dentro, bien recortado para que no asome. Si es necesario hasta le pongo un poquito de algodón también. En resumidas cuentas: en lugar de ponerle una tirita al pie se la pongo a la sandalia  ;)

Otra opción es usar un stick anti-fricción, tenéis por ejemplo el de Compeed. El problema es que dependiendo del sitio puede costar hasta más de 5€, lo que sinceramente me parece un poco subirse a la parra... la alternativa barata (y debo decir también que un poco menos eficaz) es la de usar vaselina para los labios. A pesar de tener el stick de Compeed suelo recurrir a la vaselina por una simple razón: olvido meter en el bolso el stick, pero la vaselina siempre me la llevo conmigo. 


Problemas en la planta del pie

Si se nos escurre el pie o si nos hacemos ampollas por culpa de los tacones vuelvo a recomendar las plantillas transparentes del doctor Scholl, no se ven aunque le lleven sandalias!




Marcas con productos para los pies

Hay un par de marcas que podemos encontrar en cualquier farmacia, parafarmacia (en Arenal hay mil cosas) e incluso en supermercados que nos ayudarán a que los zapatos no nos hagan daño.







  

Calzado cómodo

Está claro que para ir a una boda, por ej, no nos libramos de unas sandalias o de unos zapatos abiertos, pero para el día a día apuesto por la comodidad.

Tenemos por un lado las bailarinas de toda la vida. Pues bien, a mí me resultan incómodas. Sí, no estás leyendo mal, soy un auténtico desastre con los pies. La suela es tan fina que  noto cada piedrecita del camino, y además se me salen de los pies. En verano camino mucho, voy a todas partes andando. Es lo bueno de vivir en una ciudad tamaño Coruña, se puede ir a prácticamente cualquier sitio andando si estás dispuesta a caminar media horita.

Pues bien, el año pasado descubrí la revolución en el calzado, la versión digievolucionada de las bailarinas, me gustaron tanto que este año me compré otras iguales! Y espero que las sigan vendiendo toda la vida, porque desde luego me encantan: son las bailarinas Baoma New Feel de Decathlon.
Bailarinas Baoma Decathlon


Ventajas sobre las bailarinas convencionales:


  • En primer lugar, tienen unas tiras para que no se caigan del pie aunque corras (no están diseñadas para hacer atletismo, pero para esas carreritas del día a día van genial).




  • La suela es de goma, con el grosor perfecto: no tan finas como para notar todo lo que pisas, pero sin ser gruesas como un calzado de invierno. Además, suben un centímetro por los laterales, de manera que son perfectas para esos días de verano que llueve pero que hace demasiado calor para ponerse botines. Además, la tela por fuera repele el agua (no un aguacero, pero sí esas 4 gotas que pillan a una desprevenida).


  • Punta: no se desgastan gracias a su puntera de goma.


  • El interior es muy suave y acolchado. La primera vez que las usé por la calle por un segundo pensé que había bajado a la calle en zapatillas! La parte del talón está totalmente acolchada para que no roce absolutamente nada. La planta y el resto es muy suave, de manera que se pueden usar sin medias ni calcetines, y da igual que camines mucho y que haga calor (bueno, calor coruñés, en Cádiz no sé que pasaría), no rozan, ni te hacen sudar. Llegas a casa con los pies perfectos.


  • Tienen plantillas suaves que se pueden quitar y lavar a mano. Además, se pueden comprar por separado!

Yo estoy encantada. Las uso en primavera con calcetines finos y en verano sin. Bueno, comentaros que yo tengo los pies y las manos heladas todo el año, para cualquier persona normal supongo que las usaría sin calcetines en primavera y los días de verano que hiciera bueno se pasaría a las sandalias. De todas formas insisto en que si se va a caminar mucho es mejor pasar un poquito de calor y no ponerse sandalias y llegar a casa con rozaduras.

Por si no veis claro lo de los calcetines os dejo una fotito.


Aquí teneis el enlace de la web para verlas con detalle. Si las compráis por internet os saldrán más baratas, pero os aconsejo que pidáis una talla más de lo que soléis usar, porque tallan muy pequeño. Si vais al Decathlon las encontraréis en la sección para mujer de calzado para caminar.


 
Por mi parte nada más. ¿Sabéis algún truco para que las sandalias no os maten? Compartidlo en los comentarios abajo!

Besotes a tod@s!

Lau Potis



Síguenos en
 

1 comentario:

  1. Hola ! Llegue a tu blog de casualidad :)
    Te dejo el enlace al mio http://muchasalypocoazucar.blogspot.com.es
    Devuelvo todos los comentarios, y si me dices que me sigues te sigo :)
    (Perdona el C&p)
    Un besazo !

    ResponderEliminar