viernes, 27 de mayo de 2016

Y llegaron los problemas con las extensiones de pestañas

Hola a todas!!

Hace unas semanas os conté mi experiencia con las extensiones de pestañas en este post. Al principio estaba contenta con el resultado, a pesar de pequeños detalles que podemos atribuir más a manías mías que al producto en sí, pero la cosa ha ido degenerando...

Me gustaría aclarar antes de nada, que las extensiones me las puso una chica que se estaba formando. He hablado con una profesional que también las pone y me dijo que lo que me pasó seguramente se deba a eso

Primero os enseño una foto de mi cara para que veáis el efecto que da tras dos semanas (el tiempo en que te dicen que sería conveniente hacer un retoque)




Podéis ver que en el ojo de la derecha están bastante colocaditas, bien marcadas, excepto por la pestaña voladora del extremo del ojo (más abajo tenéis foto de detalle).

Sin embargo, el ojo de la izquierda tiene las pestañas más descolocadas, a pesar de que intenté peinarlas y separarlas con un alfiler, pero no hubo manera!


He aquí los detalles

Aquí veis en detalle lo que llamo yo "pestaña voladora". Es una de las extensiones que se quedan pegadas a las pestañas propias por un puntito de pegamento.

Queda completamente descolocada y no consigo recolocarla (echémosle la culpa a la extensión o a mi habilidad...). Sin embargo, no se puede despegar, porque está muy fuertemente unida a mi pestaña natural!!

Y aquí en detalle el desastre del otro ojo:

Rojo: pestaña voladora cruzada

Azul: pestañas apelmazadas. No sé por qué se pegotearon así... intenté separarlas con un afiler, pero lo único que conseguía era tirar del grupito completo.

Amarillo: entre que tenía las pestañas pegoteadas al lado y que coincidiría que se me cayeron un par justo en ese punto, se ve como si fuera una "calva", a pesar de que sí tengo mis pestañas naturales.









Quiero recalcar que hasta este momento, seguí todas las indicaciones que me dieron: no apliqué en la zona ningún desmaquillante oleoso, sólo agua micelar, no usé máscara de pestañas, y procuré no rozarlas mucho.

Desde el primer día estaba un pelín incómoda con ellas (manías mías, igual que no me puedo poner lentillas a diario, por ej). Pero ahora que ya no las llevaba perfectas, definitivamente quería deshacerme de ellas. Pregunté en Cosméticos de la Rosa por el disolvente, pero costaba algo más de 20€, y además, al ser un producto de uso profesional, tenía miedo de usarlo incorrectamente y quedarme ciega o algo. Así que decidí incumplir todas las normas para acelerar el proceso.

  • Empecé a usar máscara de pestañas, lo que me disimuló muy bien las "calvas", y ayudaba a colocarlas un poco.
  • Por la noche me desmaquillaba los ojos con aceite desmaquillante, como hacía siempre. No puedo usar discos de algodón porque las extensiones se enganchan y dan unos tirones que ríete tú de la depilación con cera...
  • Se cayeron algunas extensiones, son más resistentes de lo que esperaba a los aceites. La verdad es que la mayoría cayeron como me prometieron: pegadas a la pestaña natural.

Gracias a esto se me cayeron casi todas las extensiones largas, y las que no cayeron les corté la punta, para dejar un resultado más uniforme. Quedando las extensiones cortas aportaban volumen (aún a día de hoy sigo teniendo unas cuantas!)


En definitiva, ¿las recomiendo o no?

Yo personalmente tengo muy claro que no repetiré, pero porque tengo suficiente pestaña como para aplicar una buena máscara y que se me vean marcadas y bonitas. Y como mucho para una boda me pondría pestaña postiza, y antes de irme a dormir, fuera, y como nueva.

En general, las recomendaría pero para casos muy específicos: siempre para chicas con poca pestaña (las que las tenemos normales no vale la pena), y para lucirlas un par de semanas por ejemplo por irse de vacaciones, especialmente si el plan es meterse en el agua, porque esa es la gran ventaja de las extensiones: pestañas de infarto día tras día sin necesidad de maquillaje.


Hasta ahora había visto mucha info por internet sobre como quedan, pero no sobre los inconvenientes del día a día. Así que espero que este post os haya resultado interesante!

Besotes!



 Sígueme también en facebooktwitter e instagram

5 comentarios:

  1. Pues ya ves...al final hubo cruce de pestañas ☺ jejeje Yo tampoco me las pondría, la verdad. Visto lo visto...A mí me pasa igual que a ti, con una buena máscara de pestañas ya se me ven ordenaditas y más largas. Gracias por compartir tu experiencias ♥

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, me ha parecido un post muy interesante. En general no me he planteado nunca las extensiones porque mis pestañas ya son muy largas pero sí que me llama la permanente por ejemplo. Sigo en dudas porque siempre hay gente a la que le va de lujo y gente a la que le va terriblemente mal. Yo en tu caso me hubiese acercado al centro que te las puso a decirles lo que pasaba y que me lo arreglaran. Muchas gracias por la info cielo. Nos leemos. Besiños.

    Ysilacosafunciona.com

    ResponderEliminar
  3. Madre mía! La verdad es que todo el mundo habla muy bien de las extensiones de pestañas cuando se las ponen porque el efecto es increíble, pero nadie cuenta qué sucede cuando se van cayendo o si es "obligatorio" retocarlas... después de conocer tu experiencia yo también apuesto por las pestañas postizas para un día concreto antes que las extensiones :S
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Yo estoy aterrada el lunes me las quitó y vamos me veo calva de pestañas,tengo miedo la verdad porque pestaña postiza que se me cae va con la natural,cosa que no entiendo y me da la sensación también de que tengo calvas...����

    ResponderEliminar